lunes, 12 de febrero de 2024

MINIATURAS DEL BÉISBOL No siempre se gana

 


Ganaron los Tiburones de La Guaira, de Venezuela. Ese país había ganado una Serie del Caribe por última vez en 2009 a manos de los Tigres de Aragua.


Ha sido un largo trecho para los venezolanos que ahora pudieran respirar un poco y celebrar en grande.


A esta serie, el Licey Dominicano llevó, como principal fuerza de combate, el nombre del equipo, el más ganador de Lidom (24) y también el más ganador del clásico caribeño (11).


Licey llegó a la final superando barreras. En la serie regular de 7 equipos tuvo anémico promedio de bateo de .222, y record mediano de 3-3. Ese. .222 fue muy bajito, si usted lo enfrenta con .280 de Curazao y .276 de Venezuela.


En pitcheo estuvo mejor, con efectividad colectiva de 2.12, segundo mejor de la regular.


Fue tan pobre el equipo que solo disparó un jonrón, del bate de Robinson Canó. Pero los jonrones no tuvieron gran importancia porque todos estuvieron por debajo.


Licey tuvo 8 juegos, marca de 4-4, y en total anotó 17 carreras, un promedio de 2 por cada partido. Eso es excepcionalmente negativo.


Los Tiburones ganaron el partido decisivo por pitcheo, finalizó 3 por 0 , venciendo al estelar César Valdez, quien no estuvo bien en el clásico. En dos aperturas en 9 innings le pegaron 13 hits, 5 anotaciones, y así no se puede ante la ausencia de ofensiva de apoyo.


‘?Qué los dominicanos tenían un manager novato? Claro que sí, pero ese tipo de dirigente gana con frecuencia. Y fue el mismo tipo, Gilbert Gómez, que tomó las riendas en lugar de José Offerman, clasificó al equipo a la final y logró el título local. Sus logros están a la vista de todos, sin dudas.


- Otra nota es que Licey no tuvo grandes figuras, pero sí buenos jugadores. En la receptoría, Webster Rivas es un pelotero de calidad, en la primera temprano se lesionó Ramón Hernández, un buen bate, y entró Kelvin Gutiérrez… Canó es buena segunda base y fue de los mejores bates del equipo junto a Emilio Bonifacio, y Dawel Lugo estuvo superbo en la antesala. En los jardines, Junior Lake y Héctor Rodríguez por debajo, igual que Yadiel Hernández, y por ahí se colaron muchas situaciones fracasadas.


Mérito para el pitcheo venezolano. Licey no pudo batear, pero tiene el consuelo de haber sido subcampeón….porque no siempre se gana.


UN POCO MÁS


- Ozzie Guillén se llenó de honores. Guillén primero rompió la racha de la Guaira que tenía 37 años sin ganar en su liga, y eso es mucho decir… Y ahora rompe la seguidilla de su país, que no ganaba desde hace 15 años…Y para quienes no lo sepan, este señor fue el manager de los Medias Blancas de Chicago del 2005 que fueron campeones de serie mundial luego de una sequía de 86 años.. Ahora a Guillén le dicen “el romperachas”.


-La delegación dominicana regresó la noche del sábado con su “medalla” de plata, de subcampeón, pero esto es solo válido para el deporte olímpico.. Aquí solo reciben un premio de 100 mil dólares para todo el club.. No se crean que es mucho dinero pues eso hay que dividirlo entre unas 40 personas…. El campeón se lleva 150 mil dólares, y el tercer puesto 56 mil..Muy poquísimo dinero, digo yo. A este tipo de evento se va buscar la corona y nada más..Por eso, al regreso del subcampeón nadie se interesa, el equipo no anuncia su llegada y nadie va al aeropuerto..Solo familiares.


- Ahora viene la repartición de jugadores hacia sus respectivos equipos del verano… La mayoría de ellos son de la liga mexicana, y otros, como Robinson Canó, se queda aquí, disfrutando tranquilidad en su pueblo San Pedro de Macorís. El manager Gómez va a dirigir clase A de los Mets de Nueva York, en Port St. Lucie, Florida.


DE MLB:


- Los Mellizos de Minnesota siguen moviendo personal y ayer enviaron al utility Nick Gordon a los Marlins de Miami por un lanzador zurdo, Steven Oked.


-El receptor dominicano Francisco Mejía firmó pacto de liga menor con los Angelinos de Los Angeles y va a los entrenamientos a buscar un puesto. Lo mismo para Miguel Sanó, que fue invitado, pero sin contrato.


-El receptor colombiano Jorge Alfaro va a los entrenamientos de Chicago Cubs como invitado, nada garantizado. El jugó con Licey este invierno, pero se vio afectado por un pelotazo en la boca.


- El infielder Otto López fue colocado para asignación por los Azulejos de Toronto. En 2023, López (del Escogido) jugó en Buffalo, triple A..Ha estado en MLB dos veces, brevemente, entre 2021 y 2022, agotando solo 10 turnos y pegado 6 hits.